Parece mentira todo lo que he aprendido y todo lo que ha cambiado mi forma de ver las cosas. Nunca pensé que pudiera servirme de tanto “ El TRABAJO”. La verdad es que llevaba bastante tiempo, no sabría decir cuánto, pensando que no entendía por qué no era feliz. Sufría por todo y de manera casi constante. Le daba muchas vueltas a todo, y parecía que hiciera lo que hiciera y pasara lo que pasara, yo nunca estaba conforme. Nunca estaba contenta conmigo misma, con lo que hacía o con lo que pensaba, pero tampoco estaba contenta y conforme con lo que hacían los demás. No era feliz, no conseguía disfrutar de las cosas. No tenía paz ni tranquilidad interior. Hoy gracias a El Trabajo he vuelto a sentir lo que es el amor por mi familia, por mi trabajo, por mi pareja..!!
He aprendido a perdonar con el corazón. Y sobre todo a ponerme en el lugar de los demás y saber lo que se siente. He aprendido a vivir aquí y ahora, a sentirme bien conmigo misma y con los demás. Para mí El Trabajo “ES MÁGICO”. Esta cambiando mi vida completamente!
Hoy tengo paz y tranquilidad y sobre todo muchísimo amor que sale por mi corazón.
Gracias Kerstin por todo!!! Gracias Kerstin por existir!!!!
— Cati de Mallorca
Gràcies a Kerstin he descobert El Trabajo de Byron Katie. Kerstin ens ha donat a coneixer El Trabajo en el curs que hem organitzat juntament amb Cooperació Local del Consell de Mallorca.

Ens ha servit per descobrir una eina molt “potent”, El Trabajo és una metodologia molt eficaç per rebaixar l’estrés de les persones. Hem experimentat primer en noltres, fent un treball personal que ens ha permés vivenciar la metodologia i alhora agafar pràctica.

El trabajo ens dóna un marc molt tancat per facilitar el canvi, la PRESA DE CONSCIÈNCIA DE LA PERSONA QUE VOL FER EL PROCÉS, que vol fer un canvi . És un métode que dóna un marc, basat en 4 preguntes i unes inversions, instrumentalitza i enmarca la tasca del facilitador. És una eina que possibilita un acompanyament molt ràpit i eficaç.
— MARGALIDA RUBÍ TOMÁS - COORDINADORA DEL CURSO ORGANIZADO POR IMAS
Mi vida ha sido una historia de sufrimiento. Tuve una infancia llena de miedo, una adolescencia sin amigos, un matrimonio infeliz y perdí a mi hijo. Todo ello aderezado por la falta de autoestima y el sentimiento de culpa. Las depresiones eran continuas y las terapias tradicionales apenas me proporcionaban un consuelo temporal. No quería vivir.
Un día, como un milagro, apareció mi querida Kerstin con El Trabajo bajo el brazo, y de su mano he salido del pozo en el que transcurría mi existencia. Voy descubriendo la verdad y con ella la paz.
Creo que lo mejor del trabajo es su eficiencia y sus resultados rápidos y permanentes.
Ahora amo la vida y soy capaz de disfrutarla.
— ANA DE SANTA PONÇA/ MALLORCA
El Trabajo, Katie y Kerstin han cambiado mi vida. Pensaba que tenía que vivir la misma vida que mi madre. Me veía como una víctima y sentí mucha resistencia. Ahora estoy experimentando que ni yo soy una víctima, ni mi madre lo ha sido. Noto que ya no echo tanto de menos mi casa - ahora estoy en casa conmigo misma. Sigo teniendo muchos pensamientos, pero ya no los creo todos. La vida cada vez es más ligera. Ya no me puedo imaginar una vida sin El Trabajo.
— NICOLE BUNDI DE ARTÁ/ MALLORCA
Ha sido un tiempo muy valioso. Tenía dudas, si el taller nos iba a ayudar como pareja. El taller me ha sacado de mi día a día de mi consulta psicológica y me ha ayudado a examinar áreas de mi vida que necesitaban atención. He experimentado un entorno seguro, las condiciones en el taller me ayudaran a concentrarme a lo esencial, porque mi vida cotidiana la he dejado en casa. Muchas gracias a todos, especialmente a Kerstin por su competencia afectiva.
— NICOLA WITZGALL-MÖSINGER DE MUSTIN
La conducción del curso, por Kerstin, ha sido muy ajustada y adaptada a las 50 horas de duración que tenia el curso, dividido en 5 sesiones. Kerstin ha demostrado su buen hacer, su forma pausada y sosegada de dar a conocer la técnica y ponerla en práctica, su gran tenacidad y paciencia. Ha seguido la programación con gran rigor y escrupulo. Ha demostrado su gran capacidad de enseñar.
Cumpliendo con uno de los principios de El Trabajo, el de compartir El Trabajo; nos ha trasladado sus conocimientos y su experiencia, sin descuidar los 6 restantes, .... me acuerdo de cómo se prestaba al grupo cuestionándose sus propios pensamientos,... ha formando a un grupo de 15 profesionales de servicios sociales municipales, que han plasmado en el cuestionario de valoración una puntuación muy elevada a la formadora.
— MARGALIDA RUBÍ TOMÀS - TREBALLADORA SOCIAL/ SEXÓLOGA
Ha sido muy positivo el curso de coaching para poder solucionar conflictos, así como para poner paz y tranquilidad en la vida diaria. Muchas gracias!!
— MARGA DE SANTA MARGALIDA/ MALLORCA
Con 3 meses de distancia noto que la semilla que se ha plantada en taller “Ámate a ti mismo/a” está brotando sin poder pararlo. La planta que está creciendo será muy guapa. Lo se. Gracias Kerstin.
— MARGIT KIPP DE MUTTERSTADT
Para mi ha sido el primer camino hacía más felicidad y satisfacción que no es teórico, sino muy práctico y que me ha liberado. Una vez que empiezas con este camino hacía la felicidad, ya no hay vuelta para atrás. Me alegro mucho por haberme escuchado a mi misma y por haber cogido este camino.Me he sentido muy cómoda con Kerstin. Mil gracias por todo!
— STELLA GEISER DE DÜSSELDORF
El taller ofrece suficiente espacio para conocer la mente del ego y lo que alimenta el ego: Historias repetitivas que no han sido questionado, pensamientos que no son verdad sobre mi y sobre el mundo. Quien quiere experimentar El Trabajo, puede confiar sin dudas en Kerstin y su equipo. Me he quitado muchos juicios dolorosos sobre mi y mi familia. En cambio he ganando perspectivas nuevas que hacen mi vida más ligera y más libre. Agradezco a Kerstin, Angela y Willi por el tiempo lleno de afecto con vosotros y los otros participantes en Mallorca.
— FRANK BLUM DE BERLIN
Estoy muy agradecido por poder pasar una semana en un ambiente tan agradable. Me he podido encontrar conmigo mismo con mucha atención y con mucho cariño. Sobre todo le quiero dar las gracias a Kerstin por su manera de ser tan abierta, afectiva y constructiva. Sí, en mi vida ha cambiado mucho hacia lo positivo. La tranquilidad y la paz me acompañan cada vez más. Las cosas ya no me alteran y puedo dejar vivir a los demás.
— WILFRIED FERBER DE WETZLAR